domingo, 9 de octubre de 2011

(Mario está acostumbrado a ver aquella chica todas las mañanas desde que ha empezado el instituto en la maquina del café. Ella, es bastante guapa. Se fijo en ella desde el primer día que la vió, pero no se atreve a acercarse a ella)
- ¿Por que no te acercas a hablar con ella? - le dice uno de sus amigas.
- No le interesaré.
- Prueba, aún no has probado.
(Su amigo, le da un empujoncito y él llega hasta donde está ella y tropieza sin querer)
- Lo siento.- dic él con algo de tímidez.
- No pasa nada.
(Ella es aún más guapa de cerca de lo que imaginaba)
- Me llamo Helena.
- Yo Mario.
- Encantada.
(Él sonríe, se gira para ver a sus amigos que estan sonriendole, se vuelve, y mira a Helena)
- ¿Te acompaño a casa?
- Me parece bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario